La LLAR, vivienda tutelada para la reinserción social de las personas con VIH

El programa “La Llar” se encuentra en funcionamiento desde 2005 y está dirigido a personas afectadas por el VIH/SIDA que por sus características corren el riesgo de un seguro descarte en la sociedad en que vivimos, y a aquellas personas que, habiendo superado ciertas fases de la enfermedad, se encuentren perfectamente capacitadas para poder llevar a cabo cierta reintegración socio-laboral. Hay colectivos que por sus peculiaridades se convierten en poblaciones diana y que por lo tanto son un foco para la exclusión.

PROFESIONALES

  • Psicóloga
  • Trabajadora social.
  • ATS/DUE
  • Voluntarios

VIVIENDA
La vivienda cuenta con tres habitaciones dobles, lo cual permite la estancia de hasta 6 residentes.
Consta de un comedor amplio, cocina equipada, dos baños completos y terraza, además de despacho para las monitoras.
En la vivienda se dispone también de un vehículo propio para los desplazamientos de los residentes, para citas médicas y salidas de ocio.

Las actividades a desarrollar con las personas que viven en el piso tutelado son:

  • Acciones encaminadas a la obtención de hábitos sociales y/o laborales.
  • Actividades de búsqueda activa de empleo.
  • Entrenamiento de habilidades sociales y de comunicación, así como en actitudes.
  • Actividades de asesoramiento y acompañamiento a la inserción (tutorías).
  • Generación de iniciativas: autoempleo.
  • Actividades de capacitación laboral: formación básica, gestión de asistencia a cursos, etc.
  • Orientación y gestión de la colocación.

PERIODO DE EJECUCIÓN

Este programa está planteado como un proyecto de continuidad e individual para cada usuario aunque la relación de actividades será revisada tras la evaluación anual prevista para cada uno de los residentes.

Colaboradores